Guía rápida de los tipos de suelo

¿Arena, arcilla o limo? Sigue leyendo para descubrir el tipo de suelo de tu jardín y cómo gestionarlo para un saludable crecimiento de las plantas.

Descubre tu tipo de suelo con estos cinco sencillos pasos:

  1. Recoge aproximadamente 25 gramos de tierra y sujétala en la palma de la mano. 

  2. Ve añadiendo gotas de agua al suelo mientras lo amasas hasta que se descomponga formando terrones.

  3. Sigue añadiendo pequeñas cantidades de agua hasta que el suelo se vuelva moldeable, pero sin que se llegue a mojar demasiado.

  4. Una vez que el suelo sea moldeable, dale forma de cinta plana.

  5. Sigue nuestra guía de consistencia de esta cinta para determinar qué tipo de suelo tienes.

Consistencia arenosa = suelo arenoso

  • Si la cinta de suelo tiene un tacto arenoso e inmediatamente se rompe cuando lo manipulas con las manos, tu tipo de suelo es arenoso. 

  • El suelo arenoso no es capaz de retener tanta agua o preservar tantos nutrientes como otros tipos de suelo. 

  • Riega regularmente con una cantidad mínima de agua para mantener el suelo hidratado sin que se encharque.

  • Fertiliza con frecuencia para mantener los niveles de nutrientes. 

No arenoso pero frágil = suelo limoso

  • Si la cinta del suelo no tiene tacto arenoso, pero igualmente se rompe fácilmente al manipularla con las manos, tu tipo de suelo es limo.

  • El suelo limoso es capaz de retener más humedad y nutrientes que el arenoso, por lo que no necesita ser regado o fertilizado con tanta frecuencia.

  • Asegúrate de que el suelo esté seco cuando siembres. Si se cultiva cuando está mojado, puede formar una corteza dura, reduciendo el flujo de aire y haciendo que sea más difícil para las plantas echar raíces.

Difícil de romper = suelo arcilloso

  • Si la cinta es difícil de romper al manipularla con las manos y conserva su forma, el tipo de suelo es arcilla.

  • El suelo arcilloso es capaz de retener agua y nutrientes durante períodos más largos, pero tarda más en calentarse en primavera.

  • Riega con menos frecuencia, dado que el suelo arcilloso tarda más en drenar. 

  • Deja espacios más amplios entre la fertilización, puesto que los minerales arcillosos ayudan al suelo a mantenerse rico en nutrientes.

Share on Facebook Share on Linkedin
Search engine powered by ElasticSuite
Medición del tamaño de su jardín.
Dibuje el área de su jardín en el mapa y encuentre los productos más adecuados.
Amplíe su propiedad. Haga clic o toque para dibujar un camino alrededor de su jardín para medir el área.